Consejos para asegurar tu cuenta de correo

5 (100%) 1 vote


Hoy en día no es muy raro leer noticias sobre brechas de seguridad en grandes compañías y nunca estamos libres de que nos roben la cuenta de correo. Por este motivo, creo que debemos estar prevenidos y tener unos conocimientos básicos sobre buenas prácticas de seguridad. En este artículo vamos a centrarnos exclusivamente en recopilar una serie de consejos para asegurar tu cuenta de correo.

Los hackers emplean cada vez técnicas más avanzadas y métodos más difíciles de detectar. Muchos usuarios creen que instalando un antivirus o un cortafuego su seguridad informática es infranqueable, pero lamentablemente esto no es así.

Tres reglas primordiales cuando nos conectamos a internet.

La regla número uno y más importante, para mantener cualquier dispositivo seguro es el uso del sentido común. La regla número dos es usar solamente aplicaciones o programas de fuentes consideradas como de confianza. La regla número tres es evitar en la medida de lo posible exponer cualquier tipo de dato sensible en equipos con conexión a internet.

Estas son tres reglas básicas que hay que seguir a rajatabla si queremos evitarnos sorpresas desagradables.

Consejos para asegurar una cuenta de correo electrónico.

Las tres reglas básicas están muy bien, pero hay otras prácticas que podemos aplicar en nuestra cuenta de correo electrónico que nos ayudarán a mantenerla a salvo.

Elegir una contraseña segura durante el registro de la cuenta.

Cuando creamos una cuenta de correo electrónico, uno de los pasos fundamentales es la elección de una contraseña segura. En algunos servicios ya nos recomiendan u obligan a que la longitud de la contraseña llegue como mínimo a los ocho caracteres, pero lo ideal es que supere los diez caracteres.

contraseña segura



Debemos elegir una contraseña que contenga letras, números y si es posible símbolos. Además, deberemos combinar letras mayúsculas y minúsculas. Siempre hay que formar la contraseña con caracteres aleatorios y no usar palabras o frases conocidas.

Otro aspecto fundamental es no usar la misma contraseña para todas las webs o servicios que nos soliciten un registro. Cada web o servicio deberá tener una contraseña única. Sabemos que esto puede ser un incordio tener que recordar todas y cada una de las contraseñas, pero para eso existen los gestores de contraseñas actuales (LastPass, KeePass, etc).

Identificación en dos pasos.

Hoy en día son muchos los servicios de correo que nos permiten configurar un inicio de sesión en dos pasos. Esto nos permite añadir una capa extra de seguridad, ya que cada vez que iniciemos sesión, además de la contraseña se solicita un código que llegará a nuestro móvil.

identificacion en dos pasos

En servicios como Gmail tenemos disponible esta opción y se puede configurar de una forma sencilla desde la web https://www.google.com/landing/2step/?hl=es.

Cerrar siempre la sesión cuando terminemos de usar el correo en dispositivos públicos.

Si usamos el ordenador de la universidad o el móvil de un amigo para acceder a nuestra cuenta de correo, no podemos olvidarnos de cerrar sesión. Personalmente no me gusta el uso de dispositivos públicos, ya que nunca tienes garantías de que no hayan sido comprometidos.

Recordad que si dejáis la sesión abierta o le habéis dado a recordar la contraseña en el navegador, cualquier usuario podrá acceder a vuestro correo. Por este motivo, siempre que uso un PC público, además de cerrar sesión también uso la herramienta del navegador para borrar las cookies, cache, etc.



Te puede interesar: